Los embriólogos piden mantener las donaciones anónimas de óvulos y espermatozoides para proteger por igual a pacientes, donantes y descendientes


 

Madrid, 19 de noviembre de 2019.- La Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) ha elaborado un documento de posicionamiento sobre el anonimato de los donantes de gametos ante el debate actualmente abierto en España y Europa alrededor de su posible supresión. El escrito aboga por mantener la legislación actual y no retirar de forma absoluta el anonimato a todas las donaciones de óvulos y de espermatozoides. Con ello, se busca proteger de forma equilibrada los derechos de todas las partes implicadas: pacientes, donantes y descendientes.

Según los últimos datos del Registro Nacional de actividad y resultados de los centros y servicios de Reproducción Humana Asistida, correspondientes a 2017, el 32,6% (un total de 57.379) de los tratamientos de reproducción asistida que se realizan en España precisan de la donación de gametos. El perjuicio que podría suponer para los pacientes que requieren de estas técnicas la completa eliminación del anonimato de las donaciones es la principal preocupación a la que intentan dar respuesta desde ASEBIR.

Este cambio en la ley provocaría una mayor dificultad en encontrar donantes que asumieran la pérdida de anonimato. La consecuencia sería que los pacientes infértiles, que necesitan de una donación de gametos para tener descendencia, tendrían largas listas de espera o no tendrían acceso a estos tratamientos”, explica el Dr. Antonio Urries, presidente de ASEBIR. “La escasez de donantes puede provocar también una selección y un emparejamiento con los pacientes de carácter menos restrictivo, empeorando el nivel de calidad que debería tener un trasplante de tejidos de estas características”, añade.

¿Qué información se puede obtener ya con el actual marco legal?

En el documento elaborado por ASEBIR, se recuerda que el actual marco legal existente en España ya contempla la obtención de información de interés sobre el donante, como origen geográfico y étnico, características físicas o cualquier otro dato general que no incluya la identidad. Además, se destaca que, bajo situaciones excepcionales, está regulada la posibilidad de desvelar la identidad de los donantes. “Nuestra actual ley no configura un anonimato absoluto y existen circunstancias extraordinarias en las que se puede revelar la identidad de los donantes en los casos que legalmente se requiera”, detalla el texto.

Aun así, desde ASEBIR recalcan que no es habitual que personas descendientes de donación de gametos soliciten información sobre la identidad de su donante y que tampoco ha existido hasta ahora un mecanismo de Estado para gestionar esta información.

SIRHA: una oportunidad para facilitar el acceso a la información del donante

En este sentido, la Sociedad Científica apunta a la oportunidad que representa la actual implantación del sistema de información del Ministerio de Sanidad denominado SIRHA (Sistema de Información de Reproducción Humana Asistida) para facilitar el acceso a la información del donante que ya contempla la ley.

SIRHA podría albergar todos los datos generales de interés de los donantes y, de forma especial, la información genética. Estos datos serían liberados y puestos a disposición de la descendencia cuando alcanzara la mayoría de edad. Es de remarcar que actualmente ya está regulado el acceso a dicha información a través de las Historias Clínicas, pero esta medida reforzaría y fortalecería aún más este derecho”, propone el texto firmado por la Junta Directiva de ASEBIR.

El documento de posicionamiento está disponible en la web de ASEBIR (asebir.com).

SOBRE ASEBIR

La Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) se creó en el año 1993 y agrupa a la mayoría de los profesionales que desarrollan su actividad en el ámbito de la Biología de la Reproducción, ya sea en tareas de aplicación clínica en los laboratorios de Reproducción Humana Asistida como en investigación básica y especialidades afines. ASEBIR cuenta con más de 1.000 asociados de distinta formación en el área de las ciencias biomédicas (biólogos, biotecnólogos, farmacéuticos, químicos, bioquímicos, veterinarios y médicos).

Nuestros patrocinadores